Inicio
La Filial
Noticias
La Fiesta
Calendario
Libro de Visitas
Fotos
Contacto
Alta en la Filial
 
 

PRESCRIBIÓ - por Bobby Stone


El día 9 de julio se cumplirán 39 años de la desaparición de Roberto Roca, mi padre. Tal como lo escribí en mi primer nota en la web de ésta hermosa Filial Espanya, también en julio pero del año 2006, comenté para ese entonces, que con su desaparición tuve una promesa moral la que fui cumpliendo a rajatabla.

A veces las circunstancias de la vida, llámese destino o simplemente coincidencia, unen caminos que nunca estuvieron en nuestros planes. Por mi parte, siendo una persona con convicciones muy religiosas, tengo muy en claro eso de que “las obras de Dios siempre te dan señales de su buena voluntad”.

Cuando escribí aquella nota mencionada más arriba, (para el que la quiera leer o refrescar, la encuentran en el siguiente link http://www.racingfilialespanya.com/ampliar.asp?id=211), estaba absolutamente convencido que a esa promesa moral tendría que ser, si así Dios lo disponía, revocada con un hecho de suma importancia y trascendencia en mi vida, ya que la llevaba pegada a mi corazón como dice el tango “el abrojito”.

Pasaron los años y nunca tuve la idea ni el presentimiento de cambiar nada de lo hecho hasta este momento.

Así como lo hice en aquel julio del 2006, hoy en el año 2015, quiero compartirles amigos lectores esta nota que si bien nada habla de Racing Club futbolísticamente, si hace mención a lo subjetivo que cada hincha lleva en su vida personal y privada.

En una cena con las glorias del “equipo de José”, en Ciudadela, tuve la suerte de estar compartiendo la mesa con muchos amigos que me dio mi querido Racing Club, pero el hecho más importante en esa oportunidad fue que me presenté a dicha reunión con mi esposa y mis dos hijas.

Tal fue la magia que hubo aquella noche, que las tres mujeres volvieron encantadas por el compañerismo, solidaridad y camaradería que había en el salón y el aire que se respiraba de algarabía y respeto. En esa misma reunión, hubo una foto comunitaria donde nacía el “Racing Positivo”.

Las damas de mi familia, sintieron muy confortables y en dicha oportunidad, mi amigo Carlos Alberto Fernández Carril, les comunicó que no sólo tendrían que compartir este tipo de reuniones, sino que lo más lindo estaba realmente en “el Cilindro”. Allí se respiraba color celeste y blanco.

Las tres al unísono y con mucho respeto asintieron tal deseo, aunque en su interior sabían muy bien cuál era el motivo de aquella falta. Mi esposa la menos interesada, ya que es del “rojo” y en cierta manera de futbol nada dice. Pero tanto Clara María como Lucía María, sabían muy bien que había como una muralla que era imposible de sortear al momento de decidir aceptar o no, aquella improvisada invitación.

Todo quedó en esos términos.

El tiempo pasó y cuando me entero del gran partido que se realizaría entre los dos campeones del Racing del 2001 y del 2014, ya empezó a darme vuelta por la cabeza si este hecho inédito en la Argentina, de un partido entre dos campeones de un mismo equipo, no era una de esas “señales” que me refería anteriormente.

Como no queriéndome engañar a mí mismo, dejé pasar esa vaga idea y volver a una realidad sobre aquella promesa moral que estaba tan vigente como 39 años atrás.

Lo sorprendente de esta narración, que me motivó a escribirles amigos lectores, fue que en la misma semana que había transitado por la imaginaria idea de ir a ver a mis dos campeones, mis hijas me presentaron la misma moción y para cerrar la historia me cae un mail de Carlos Alberto Fernández Carril que rezaba algo como esto: “Bobby, éste es el momento justo para que tus hijas conozcan la cancha de Racing, no lo podés dejar pasar”.

Cuando pisé la tribuna “popular norte” y me encontré frente a mí, todo un mundo de gente y el clásico bombo que tantos años lo hizo cantar mi amigo “Juan Scardillo” con la inmensa bandera de “la Guardia imperial”, no les quiero mentir, pero estuvo a punto de escapárseme un lagrimón. Pero la que no pudo contenerse fue mi hija mayor Clara que abrazándome y llorando me dijo “gracias papi” y a ese abrazo se sumó Lucía.

En ese mismo momento sentí como si mi viejo estuviera entrelazado entre los tres y me dijera: “Tu promesa moral, PRESCRIBIÓ”.


Hasta la próxima
BobbyStone
Roberto Aníbal Roca

News

09.Jun.2015
» EL COLOR DEL CRISTAL CON QUE SE MIRA - por Bobby Stone
...


22.May.2015
» HACETE SOCIO DE QUIEN MAS ALEGRIAS TE DA!
Ahora es el...


19.May.2015
» SE JUEGA EN AMBOS FRENTES - por Bobby Stone
Queridos amigos lectores, estuve un poco alejado de uds...


22.Apr.2015
» SOMOS TODOS DE RACING!!! SOMOS TODOS DE SANTANDER!!!
"En las malas mucho mas" suele decirse, y es momento de...